Vivir en campo o en la ciudad: pros y contras (a2 - b1)

Pros y contras – за и против

Campo – поле

Ambos – оба

Aspiración – чаяние, запросы, ожидание

Priorizar – расставлять приоритеты

considerar – рассматривать

proyección – проектирование

imprescindible – обязательный

plantearse – задаваться вопросом, ставить вопрос

aportar – вкладывать, приносить вклад

comentar – обсуждать

anteriormente – до этого, раньше

llevar – вести (жизнь)

defensor – защитник

detractor – оскорбитель, недоброжелатель

entorno – обстановка, окружение

polución – загрязнение

contaminación – загрязнение

exponer – выставить

diariamente – ежедневно

conciencia – понимание, осознание

plena – целый, совершенный (для усиления)

meditar – размышлять

frenético – бешеный, сумасшедший

éxodo – переселение, уход

repercutir – иметь влияние, отражаться

oficio – ремесло

aliciente – приманка, стимул

huerto – огород

al aire libre – на открытом воздухе

auge – апогей

tasa – налог, пошлина

impuesto – пошлина

interconectado – взаимосвязанно

inmediatamente – тотчас

ocio – свободное время, досуг

inquietud – беспрокойство, тревога

autopista – автотрасса

sede – местопребывание, средоточие

gestión – управление

alternar – чередовать

¿Qué prefieres vivir en el campo o en la ciudad? Ambos lugares tienen sus ventajas y sus desventajas, y la decisión final depende de las aspiraciones y plan de vida que tenga cada uno.

Elegir entre el campo o la ciudad es una decisión difícil, ya que ambos lugares tienen sus ventajas y sus desventajas. Todo depende de cómo priorizas en tu vida, es decir, depende de a qué aspectos y factores que forman parte de tu día a día, le das más importancia.

En el caso de que por ejemplo, consideres que la proyección profesional es el motor de tu vida y que es lo que te hace más feliz, debes vivir en una gran ciudad porque es donde están las grandes empresas y donde podrás formarte y crecer mejor a nivel laboral. En el caso de que el contacto con la naturaleza sea un factor imprescindible para ti, la ciudad te puede generar mucho estrés y no hacerte feliz, por lo que tu lugar ideal será el campo. Para decidir si quieres vivir en el campo o en la ciudad, lo primero que debes hacer es conocerte bien, y saber qué te hace falta para ser feliz.

Cuando nos planteamos vivir en el campo o en la ciudad, siempre surge la lista de pros y contras de una y de otra, y lo cierto es que el beneficio de una, se convierte en el inconveniente de la otra. Son dos lugares muy diferentes y cada uno nos aporta una forma de vida totalmente distinta. Por eso, esta decisión va a depender, como comentamos anteriormente, del tipo de vida que quieres llevar y que te hace feliz.

Beneficios de vivir en el campo:

Vivir en el campo o en la ciudad, es un planteamiento que siempre va a generar defensores y detractores de un lugar y de otro. Lo que sí es cierto es que cada lugar tiene unos beneficios claros.

En el caso del campo son los siguientes:

  • Respirar aire puro: una de las principales ventajas de vivir en el campo, es el contacto con la naturaleza, la posibilidad de estar en un entorno sin polución, en todos los sentidos. Las ciudades tienen graves problemas de contaminación, a la que nos expones diariamente sin mucha conciencia de ello. Estar en plena naturaleza también nos enseña a conocernos a nosotros mismos, a tener tiempo para meditar, tiempo para pararnos y observar.
  • Tranquilidad: vivir en el campo es vivir con otro ritmo de vida mucho más pausado y consciente. Eso no significa no hacer nada, todo lo contrario, ya que en el campo se tienen también responsabilidades, pero la forma de hacer las cosas no es tan frenética como en la ciudad.
  • Posibilidades de negocio: en España se está produciendo un éxodo rural importante, lo que supone que pueblos enteros están perdiendo sus habitantes. Esto supone un gran impacto para nuestra economía, ya que el 80% del territorio español es rural. ¿Esto en qué repercute? No sólo en la economía, también en nuestra cultura, porque esta pérdida se traduce en la desaparición de muchas costumbres y oficios que forman parte de nuestra historia. Este beneficio puede ser un gran aliciente si estás planteándote si vivir en el campo o en la ciudad.

Este éxodo rural se traduce en oportunidades de negocio: huertos ecológicos, casas rurales, actividades al aire libre, son negocios que están en auge porque estamos empezando a tener conciencia de la necesidad de desconectar de la ciudad.

  • Precios más bajos: Si estás pensando vivir en el campo o en la ciudad, otro factor que puede influir en tu decisión a favor del campo, es el precio. La tasas y los impuestos son menores y si hablamos del precio de la vivienda, no tiene comparación.

Vivir en el campo o en la ciudad es una decisión muy personal, que cada uno debe tomar teniendo en cuenta su forma de ser y sus aspiraciones. Así que para concluir, sobre los beneficios de vivir en el campo hay que decir que en un mundo cada vez más interconectado, puedes trabajar desde casa sin problema, aunque es cierto que las infraestructuras de comunicaciones tienen mucho que mejorar.

Beneficios de vivir en la ciudad:

Para saber si lo que quieres en vivir en el campo o en la ciudad debes saber que, como comentamos antes, los beneficios de un lugar son los inconvenientes del otro. Esa parte de desconexión que caracteriza al campo, es a todos los niveles. En la ciudad tienes todo lo que necesitas ya, aquí y ahora, es decir, inmediatamente.

Estos son los beneficios de vivir en la ciudad:

  • Ocio y cultura: si tienes muchas inquietudes culturales y te gusta estar actualizado, la ciudad es tu lugar ideal para vivir. Cines, museos, exposiciones, conciertos, todos estos espacios y actividades, forman parte de las agendas de las grandes ciudades.
  • Conectividad: las ciudades se caracterizan por estar muy bien conectadas. Cuentan con muy buenas infraestructuras: carreteras, autopistas, transporte público… Esto hace que ir de un lugar a otro sea rápido y sencillo. Por otro lado, está la conectividad de las nuevas tecnologías, por ejemplo, generalmente puedes tener acceso a internet cómo y dónde quieras. Este beneficio, teniendo en cuenta la dependencia a la conexión que tenemos, puede ser un factor muy importante si te estás planteando vivir en el campo o en la ciudad.
  • Vida social: en la ciudad hay mayor concentración de población por lo que tienes más oportunidades para conocer a gente. Esto, unido a la oferta cultural y de ocio, se traduce en una vida social más activa.
  • Accesibilidad: nos referimos al acceso a servicios públicos, ya que en las ciudades es donde se encuentran las sedes de las instituciones más importantes o los hospitales, mientras que en el campo es necesario moverte a la ciudad para hacer determinadas gestiones.

Vivir en el campo o en la ciudad como hemos comentado antes depende de ti y de tu forma de ser. Nosotros sabemos que ambos lugares tienen beneficios por lo que si no estás seguro, lo ideal es alternar ambos sitios, por ejemplo, puedes vivir en la ciudad entre semana, e intentar escaparte los fines de semana al campo, para desconectar de la rutina, y a a la vez conectar con la naturaleza y contigo mismo.

La vida urbana nos mantiene delgados

Un estudio llevado a cabo en Finlandia encontró que las personas que viven en zonas escasamente pobladas tienen más probabilidades de tener sobrepeso que quienes viven en entornos urbanos.

En la investigación realizada por Tiina Lankila a cinco mil 363 personas se observó que los individuos que viven en zonas remotas, reportan generalmente un estado de salud más deteriorado que quienes viven en la metrópoli.

Спасибо, что учите испанский с нами. Делитесь нашими материалами, ставьте лайки и оставляйте комментарии. Это все помогает продвигать канал!